Puigdemont asume que los hermanos de Montserrat no votarán el 1-O

Los damos por perdidos después de ver a sus capataces decir continuamente a sus costaleros  “No botar!” Se lamenta el president.

 

El president de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, denuncia que en Sevilla se hayan aleccionado durante años en contra del referéndum independentista a los que ellos consideraban posibles adeptos al mismo: Los hermanos de Montserrat.

Concretamente acusa a los capataces de la hermandad, Gaultier y su equipo, de “Lavarles el cerebro” de forma directa cada vez que estos gritaban a sus costaleros “No botar” para conseguir el “rasheao” ejemplar con el que nos deleitan ambos pasos de esta querida cofradía del Viernes Santo sevillano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *