El cabildo de toma de horas nos deja cruces interesantes

El clásico de Los Gitanos y La Macarena en calle Cuna es el que más morbo despierta

No ha habido sorpresas como era de esperar. La Semana Santa será en las fechas prefijadas. Una corriente dentro del CCHH están dispuestos a adelantarla una semana antes siguiendo el mismo patrón de la feria, pero las vísperas, seguirán siendo eso, vísperas.
Lo más destacado en el Cabildo de toma de hora ha sido el formato.  Después de tanta negociación y reuniones entre hermandades y adobo, el sorteo ha sido el protagonista. De esta manera y porque así lo han querido todos, ha sido al “azahar”, aunque la suerte ha querido que todo quede igual. Y es que más de un hermano mayor ha salido con quemaduras de primer grado en las manos gritando  “¡¡Esta bola está caliente!!” “¡¡Coño, que me he quemado!!
El proceso ha sido tal y como se dice: dos bombos; uno con los días y otro con las cofradías. El orden del día era según iban saliendo las bolas. Con todo ello, la Semana Santa ha quedado tal y como estaba. “Así lo ha querido Dios” decía un consejero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *