Destituyen al consiliario de una hermandad porque el hombre no podía consiliar el sueño.

La indigestión provocada por los atracones de pescaíto post-cabildos le impedían dormir.

La situación extraordinaria motivada por la pandemia no es ajena a los típicos cambios de cargo en las diferentes Juntas de Gobierno de nuestras queridas hermandades. Hace unos días conocimos la noticia de que el Consiliario de una conocida cofradía sevillana había sido destituido de su cargo porque el hombre no lograba conciliar el sueño. El motivo, según hemos podido saber, es la indigestión constante producida por los numerosos cabildos y sus posteriores atracones de pescaíto frito hasta altas horas de la madrugada. «Son madrugadas de calvario» espetó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *