Priostes de una Hermandad no pueden montar un altar de culto porque la crisis le ha dejado a Dos Velas

Han montado un cirio por la situación y aseguran que están pasando un Quinario

La crisis del COVID-19 está pasando factura (nunca mejor dicho) también a nuestras hermandades y cofradías. Y es que al no realizar estación de penitencia no llegan las subvenciones correspondientes por el dinero de las sillas de la carrera oficial y de las que viven la mayoría de ellas. La situación es tan delicada que hasta en una conocida hermandad de Sevilla, según hemos podido saber, los priostes no han podido montar un altar del tríduo en honor a su dolorosa titular que tocaba por estas fechas debido a que estaban a dos velas. «Hemos pedido explicaciones al equipo de priostía y nos han montado un cirio» Asegura un miembro de junta al mismo tiempo que reconoció estar pasando un quinario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *