Despiertan a los apóstoles de Montesión para cambiarles las ropas

«Pide cinco minutos más, Santiago», decía Juan.

Las hermandades siguen preparándose para la vuelta a la actividad tras dos años de paro por la pandemia. Montesión, por ejemplo, ha empezado por  el cambio de vestimentas en su apóstoles porque sus hermanos se quejan de cómo huele cada vez que entran en la capilla tras dos años sin quitarse la misma túnica. Tanta es la guasa que se ha suscitado en el querido barrio de la Feria, que algunos ya empezaban a llamarle los «Apéstoles» de Montesión.  Pero lo vivido recientemente en la corporación del Jueves Santo lo calificamos de «malajá»; y es que la priostía de la Hermandad de Montesión ha despertado a los tres apóstoles de su paso de misterio para poder cambiarlos de ropas. Ni que decir tiene que el momento ha sido desagradable para todos ya que uno de los apóstoles, Juan, ha pedido cinco minutos más, mientras que los priostes han podido recibir el desagradable aliento de figuras que llevan dormidos desde 1947, todo ello antes de pegarles un buen manoplazo para quitarles las legañas. Una vez cambiados de ropajes, no han dudado en darse la vuelta y decir: «apagad la luz cuando os vayáis»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *