El CECOP advierte que las carreritas no existieron, fueron imaginación nuestra.

La policía investiga si el incienso del Gran Poder llevaba estupefacientes y  alucinógenos

La investigación que están llevando acabo las autoridades sobre los sucesos acontecidos durante la última madrugá de la Semana Santa de Sevilla, han llevado a la conclusión de que todo fue fruto de nuestra imaginación. La noche transcurrió con total normalidad y solo hubo que destacar un par de pisotones en el postigo por una señora que no dejaba pasar a nadie.

 

Lo que creemos que pasó:

Lo que realmente pasó según el CECOP:

 

“El público estaba “Morao”. Incluso hubo quien pensó al ver  un tramo de nazarenos del Silencio, que estaba viendo pasar a La Macarena…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *